miércoles, 8 de diciembre de 2010

La Xunta aplaza hasta 2013 la creación de nuevas plazas de funcionario en 8 consellerías

La empresa privada, debido a la crisis económica, apenas realiza contrataciones. No hay dinero ni carga de trabajo para mantener al personal y mucho menos para incrementar las plantillas. Pero este comportamiento ya no es solo propio del sector privado, más pendiente de la evolución de los mercados y de la cuenta de resultados anual. También ha dado el salto al público. Las Administraciones tampoco pueden seguir engordando los cuadros de personal porque los recursos públicos han mermado, pero no las necesidades de gasto. Y la Xunta no es una excepción. Hasta que concluya la actual legislatura, en el primer trimestre de 2013, el Gobierno gallego no tiene previsto convocar ninguna oferta pública de empleo ni crear nuevas plazas de funcionario en la administración general, en la que no se incluyen ni el personal sanitario ni el docente. 

Así lo advirtió ayer el director xeral de Función Pública, José María Barreiro, quien aludió a la crisis como el factor principal que impedirá aumentar la plantilla de la Administración autonómica. "La situación económica no permite ningún tipo de convocatoria con carácter general como se hicieron en los últimos años", aseguró. Por esta razón, no se convocarán nuevas ofertas de empleo hasta 2013, cuando se agote la actual legislatura. 

Lo que sí se podrán hacer, según precisó, serán procesos singulares para cubrir determinadas plazas imprescindibles, pero, matizó, serán "muy puntuales y de una escala con características muy específicas". 

En todo caso, Barreiro se refería a la convocatoria para funcionarios en general, pero no afectará ni al personal docente ni al sanitario, cuya contratación depende directamente de las consellerías de Educación y Sanidade, la únicas que se libran de las restricciones. En Educación no es probable que en 2011 se convoquen oposiciones, pero sí podría haber alguna para Primaria antes del fin de la legislatura. 

Y aunque hasta acabar la legislatura no se convocarán nuevas plazas de función pública, sí se tendrá que culminar el proceso abierto en 2009, que ofertó 167 plazas nuevas. 

La plantilla actual de la Administración autonómica está formada por casi 89.000 funcionarios, de los que 70.000 pertenecen a la docencia no universitaria y a la sanidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario